Saltar al contenido
Infecciones Urinarias en Niños

Infecciones Urinarias en Niños

Para los urólogos infantiles las infecciones urinarias en pediatría tienen una gravedad mayor que en los adultos puesto que pueden llevar a una insuficiencia renal en algunos casos.

Consultas

Este tipo de infecciones en los niños pueden ocurrir desde la edad de recién nacido, pero pueden comenzar a 2, 3, 8 años, etc, sin embargo tienen significados y gravedades distintas a las diferentes edades y dependiendo de las variadas causas que las pueden provocar.

Lo que es importante entender es que sin importar la edad o síntomas que presentó tu niño o niña, después pasada la infección SIEMPRE se deben estudiar las causas más probables y no conformarse con explicaciones como por ejemplo, «es porque se hace mal aseo» o «es porque se aguanta mucho».

Ya que en algunos casos estas causas «ocultas» pueden llevar a perder los riñones de tu hijo o hija en forma permanente, como pasaba en la antigüedad cuando no existían los especialistas y no se hacían los estudios pertinentes.

Consultas

Por esto es que como madre o padre uno debe quedarse tranquilo solo cuando se ha descartado alguna causa que requiera un tratamiento específico para mantener a salvo los riñones de tu hijo o hija y se eviten nuevas infecciones.

Por otro lado, esta enfermedad puede tener diferentes síntomas y signos dependiendo de la edad y el tipo de infección urinaria que esté presentando tu hijo o hija, por ejemplo, puede presentarse con fiebre alta, pero también existen sin fiebre, puede presentarse con dolor al orinar aunque en algunos casos pudiera tener una molestia muy leve que pasa desapercibida, dolor abdominal o de espalda o mal olor de orina, pero tampoco son una constante en todos los niños.

Esta gran variedad de síntomas es más inespecífica aun mientras más pequeño el bebé ya que al no poder decir lo que siente puede solo presentar irritabilidad, decaimiento, falta de apetito y otros síntomas y signos que se pueden presentar con muchas otras enfermedades, por lo que requieren siempre de la evaluación inicial por su pediatra para diferenciar entre todas las posibles causas que pueden presentarse con los mismos síntomas.

Por lo que siempre que exista una sospecha se debe tomar un examen de orina para hacer el diagnóstico e instalar un tratamiento lo más precoz posible.

Para que una vez terminado el tratamiento recurrir a un especialista para avaluar los próximos exámenes a tomar y pasos a seguir según los resultados de estos, hasta saber que no hay una condición que ponga en riesgo los riñones de tus hijos y corregir las causas que causaron este primer evento.

Dr. Marcelo González

Cirujano Urólogo Infantil

Clínica Andes Salud
Puerto Montt

Universidad de Chile

PEDIR HORA